Algo de música...

martes, 11 de febrero de 2014

Déjame ser el alma que te guíe

Te daría el universo,
pero sólo tengo este verso.
Para decirte que veo lo hermoso
en lo perverso.

Te daría mil vidas
y un oscuro beso,
para que vieras lo cálido
en mi querer tan intenso.

Te daría la eternidad,
pero es tan sólo una continua tempestad.
Una eternidad llena de oscuridad.
Te mereces mucho más.

Porque en el oscuro está el brillo,
el brillo de la verdad.
El brillo que ilumina
tu camino por la mitad.

Porque necesitas un alma que te guíe,
un alma en la que confiar.
Un alma que te guíe
hacia la eterna felicidad.

A.F.

2 comentarios: